CARTA A MIS CLIENTES

Sabemos cómo os sentís perfectamente, nosotros al igual que vosotros también tenemos posiciones de ahorro/inversión abiertas, y tenemos MINUSVALIAS, que no perdidas, porque no hemos vendido nuestros activos financieros. Que es una fastidio, sí, que no es agradable, también. Llevamos un 2020 que está siendo un “regalo” para los mercados financieros y con tanta información que nos llega por radio, televisión, prensa y redes sociales, lo que yo llamo la “INFOXTICACION” parece que es el fin del mundo, ¿verdad?; pero he de decirte que estamos atravesando un TUNEL NO UN POZO, y estamos juntos en esto para guiarte, hay la luz del final, somos un EQUIPO. Son momentos para mantener la CALMA y tener PACIENCIA, ya hemos vivido circunstancias así y hemos salido de ellas, es momento de recordar la pasada crisis de deuda soberana del 2011, o la del 2007/2008 de las hipotecas subprime… donde la Unión Europea rescató al sistema bancario español. SÍ, nos rescataron y se pusieron encima de la mesa 70.000 millones de euros, y en esta ocasión se han puesto 200.000 millones, con lo que la artillería pesada está ahí preparada para darnos cobertura, sin contar la baja de tipos de interés de los bancos centrales para que fluya el crédito y la inversión.

TRANQUILO, si hemos hecho las tareas juntos debes tener una planificación a corto, medio y largo plazo con una diversificación por tipo de activo, zona geográfica, por tipo de gestión y por potencial del crecimiento. El dinero es para gastarlo, emplearlo en los OBJETIVOS de los que hablamos, sé que el dinero es cobarde, ¡claro!, cuesta mucho ganarlo por eso ahora más que nunca tienes que recordar los objetivos que hay detrás de ese ahorro o esa inversión. Objetivos que siguen existiendo que no se han esfumado; estamos construyendo un patrimonio para poder darle la mejor educación a tus hijos, acabar antes con tu hipoteca o protegernos de la maltrecha pensión de jubilación pública.

Quizás te rondan varias preguntas en por la cabeza y puedes ocuparte, que no pre-ocuparte, de la situación; llámanos, ten una videoconferencia on line y repasa tus posiciones para ver cómo beneficiarte de esta situación, quizás sea el momento de irnos de rebajas por los mercados financieros y aprovechar esta OPORTUNIDAD de caída tan rápida y brusca, eso lo dejamos en tu elección, pero nosotros nos hemos ido de REBAJAS YA, nos gusta comprar cuando sale barato, y ahora sale un 35% más barato que hace un mes. ¿Realmente crees que Inditex, Santander o Iberdrola vale un 35% menos con respecto a un mes?, no ¿verdad?, pues subirá, de hecho en la semana del 23-27 de marzo ya ha habido un rebote de todas bolsas a nivel mundial.

En cuanto a la duración esto y si la recuperación va a llegar antes o después… va a depender del éxito de las medidas fiscales de los Gobiernos, las políticas monetarias de los Bancos Centrales y la evolución de la enfermedad. Lo mejor que nos puede ocurrir es que no haya un arranque el falso con re-infecciones, quedarte en casa es lo mejor para todos. Sabiendo que en la zona cero de China, han salido del confinamiento a los 54 días, no esperes salir de casa antes de la segunda semana de MAYO. Más allá de si la recuperación será en “V”, “L”, “U” o “W”, si tiramos de series históricas estadísticas podemos afirmar que este periodo bajista de los mercados puede durar unos 12 meses, y que la recuperación a los niveles pre-crisis se conseguirán en 24 meses más, con lo si has decidido entrar ahora, ten claro que el horizonte temporal adecuado es de 3 a 5 años. Puedes tener MIEDO de la enfermedad porque es desconocida pero NO de los mercados que son conocidos.

Y si me permites una recomendación… y como cantaría Rocío Jurado…”Como una ola tu amor llego a mi vida…”, como una ola china el coronavirus se llevo las ganancias del último ciclo económico próspero, y ahora tienes la oportunidad de surfear la ola con aportaciones extraordinarias no sólo como oportunidad sino también como medida de DEFENSA para reducir el coste medio del conjunto de tus participaciones, con ese dinero improductivo que tienes sobrante en la cuenta corriente que no te da rentabilidad y sí gastos. Te recuerdo que… el dinero no toma las decisiones, las decisiones las tomas tú

Eres importante para nosotros y estamos contigo ahora y siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *